Febrero

Cantante, bailarina y, sobre todo, escritora frustrada, llevo mucho tiempo queriendo crear un blog. Por eso hoy estoy aquí.

Durante muchos momentos de mi vida, investigar el cine me ha dado lo que he estado buscando -incluyendo anécdotas graciosas, explicaciones estridentes o detalles geniales que, como a cualquier otro espectador, se me habían pasado inadvertidos al primer visionado.

Los besos de Totó pretende ser una sucesión de estos fragmentos; unos fragmentos inconscientes que he ido recogiendo y ahora me apetece compartir. Y una medida desesperada para vencer las ganas de contar.

Porque el cine siempre me rodea, especialmente en febrero.

Calendario